martes, 25 de febrero de 2014

DIEZ GANSOS BLANCOS



FICHA TÉCNICA

Gerbrand Bakker
Traducción: Julio Grande
Ilustración de Mercedes deBellard
Editorial: Rayo verde
Colección Rayos Globulares
Formato: libro papel
ISBN: 9788415539629
Páginas 240 


SINOPSIS

Una mujer extranjera alquila una solitaria granja en Gales. Dice que su nombre es Emilie. En la granja encuentra diez gansos que van desapareciendo sin que sepa la causa. Poco a poco conoceremos a la protagonista y querremos saber más. 

¿De qué huye? ¿Por qué no echa el desconocido que aparece en la granja? ¿Qué hará cuando el marido la encuentre? 

Con estos elementos se podría pensar en un thriller convencional, pero en este libro por encima de todo encontramos una forma de narrar, la de Bakker, y una mujer que permanece en el recuerdo, o quizás en los sueños, durante mucho tiempo.




AUTOR

Gerbrand Bakker (Wieringerwaar, Países Bajos, 1962) es escritor. Por su primera novela, Todo está tranquilo arriba, recibió, entre otros, los premios Impac y el Premio Llibreter, mientras que por Diez gansos blancos ha sido galardonado con el Independent Foreign Fiction Prize 2013. Ya ha ganado con estas dos obras más de una decena de premios a nivel internacional. Gerbrand Bakker es también filólogo, jardinero e instructor de patinaje de velocidad sobre hielo. Antes de dedicarse a la escritura trabajó traduciendo obras del inglés al holandés y subtitulando documentales de naturaleza y series de televisión. También es uno de los autores del Diccionario etimológico del holandés, del cual dice que es un trabajo duro y honrado, como la jardinería. A pesar de ser un autor muy poco prolífico, sus obras han sido traducidas a más de veinte idiomas, convirtiéndose en uno de aquellos raros casos donde el éxito de ventas va ligado a un gran reconocimiento por parte de la crítica.




MI OPINIÓN 

Debo confesar que cuando terminé esta novela no estaba segura de si me había gustado o no. Pero esa duda me duró instantes, porque enseguida recordé que, en cada pausa que hice a lo largo de mi lectura, me decía a mí misma lo buena que era, lo atrapada que me tenía, y las ganas de leer más que me provocaba.

"Diez gansos blancos" comienza con el fragmento de un poema de Emily Dickinson:

"Haz amplia esta cama.
Haz la cama con fervor;
En ella aguarda hasta que el Juicio llegue
excelente e imparcial.

Que el colchón sea firme,
que la almohada sea mullida;
No permitas que el amarillo estrépito del alba
interrumpa esta tierra."

Nada más abrir el libro nos topamos con el personaje principal de la novela, una mujer, que dice llamarse Emilie, recién llegada a Gales en circunstancias desconocidas, procedente de los Países Bajos. 

Allí, entre los muros de una granja aislada que toda en sí suscita el pasado con su bañera de patas, chimeneas de leñas y tarimas desgastadas, Agnes, o Emilie como ella se presenta, reflexiona y trata de escribir su tesis sobre Dickinson, de quién sus poemas impregnan sus pensamientos. 

Es Noviembre, los días son cada vez más cortos. Ella en plena noche mira por la ventana, y recuerda a un antiguo amante. Piensa en su tío que una vez se adentró en un estanque y se quedó allí, medio sumergido. Y se pregunta acerca de los gansos, diez gansos blancos, que viven en el campo al lado de la casa, y que van desapareciendo, uno a uno, durante la noche.

Y de repente, la historia se traslada a Holanda y empezamos a intuir lo que podría haber incitado su comportamiento solitario. Algo ha sucedido en su vida, de lo que ella está huyendo. Y sientes que necesita tiempo, o tal vez está tratando de "detener el tiempo, para que sea soportable". 

De vez en cuando, ella es superada por las lágrimas. Y empieza a oler, a olerse ella misma. Sin saberlo, su cuerpo emana el olor de la viuda que había vivido en esa casa de campo, y se huele... Y el carácter lastimero de todos estos presagios se manifiesta en otra breve estrofa de Dickinson: "El presentimiento es esa larga sombra sobre el césped, indicio de la puesta de sol; El anuncio a la hierba asustada de que la oscuridad está apunto de pasar."

En su vida, como en la de la mayoría de mujeres, los hombres vienen y van, y ella tiene que protegerse de los que le resultan tóxicos.

En vida, experimenta su propia pérdida. No llama a su casa. Se corta el pelo. Ve mariposas en Diciembre. Se despoja, y encuentra su propia compasión.

"Diez gansos blancos" es una novela repleta de simbolismo, un círculo de piedra, ovejas negras, gansos blancos y rosas...

Gerbrand Bakker escribe esta novela con una lucidez y profundidad sobre el dolor, la confusión, el desequilibrio, la enfermedad, la soledad, la enajenación e incluso la muerte, a través de la voz de una mujer, puramente inquietante. 

Con tan sólo algunos pedacitos de la verdad de esta mujer, sin llegar a revelar la totalidad de su historia en ningún momento, Gerbrand Bakker, me ha provocado reflexionar sobre su pasado.

Si eres como yo, y lo lees, este libro te perseguirá. Tendrás la sensación de que en cualquier instante despertará de un ensueño. 

Es un pequeño viaje a un inmenso mundo íntimo. Dolorosamente hermoso. Que seguro, algún día, me llevará a una segunda lectura.









15 comentarios:

  1. No lo conocía, pero me has hecho que me entre curiosidad, por lo que cuentas, me lo apunto, besotes

    ResponderEliminar
  2. No la conocía y me ha encantado lo que cuentas de el, así que se va directo a mi lista. Y la portada y el título me han encantado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Conocía el libro, estaba ya en el punto de mira. Pero me ha quedado una duda ¿por qué dudaste durante un momento si te había gustado o no esta lectura? Porque todo apunta a que sí... (y con lo cotilla que soy no me dejarás sin saber ¿no?)

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!
      Te cuento... Al cerrar el libro, y por un instante, se me crea esa duda, y si soy sincera tampoco sabría explicarte muy bien el porque. Creo que, probablemente sea por ese sentimiento de tristeza, soledad, o dolor que acompaña a lo largo de toda la lectura.
      Además, se trata de una lenta, sin acción, pero que te atrapa y te provoca querer saber más.
      No es un libro fácil. La narración de Bakker es sumamente singular.
      Creo que o te gusta o no vas más allá de las primeras páginas.
      Para mi, como ya he dicho, me ha resultado dolorosamente hermosa.

      Eliminar
  4. Me apetece desde que comentaste que estabas leyendo (menos mal que me avisaste porque con la portada pensaba que era un libro infantil). Y ahora me intriga mucho más por todo lo que nos cuentas. Me lo llevo. Bss

    ResponderEliminar
  5. No conocía este libro pero podría gustarme mucho. A buscarlo !
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La portada es preciosa, me quedo con tu opinión por si se me acerca :)

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía. Y por lo que cuentas, me ha llamado mucho la atención. Me lo llevo apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. No la conocía. No sé el motivo, pero según te iba leyendo me ha venido a la mente que esta novela tiene una prosa totalmente envolvente, tanto que te sientes atrapado por su lectura, sin que ello quiera decir que no puedas dejar de leer (Creo que me he montado una película yo solita, pero es lo que me ha provocado la lectura de la reseña). Besos.

    ResponderEliminar
  9. Como el agua en mayo te esperaba!
    Y... loq uiero. Lo quiero, lo quiero, lo quiero
    Decidido
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No lo conocía pero tras leerte es difícil resistirse, me lo llevo anotado
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la portada. Apuntado queda por si se me cruza, creo que me gustaría. Besotes.

    ResponderEliminar
  12. La portada es preciosa y lo que cuentas de él también me ha llamado. Creo que le daré una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tengo por leer "Todo está tranquilo arriba", pero con esta reseña me has puesto los dientes largos y ganas me entran de hacer un adelantamiento por la derecha con este. Gracias.
    Besucos.

    ResponderEliminar